El Teatro de los Héroes

Transcripción: Sergio Evangelista

Archivos y Colecciones Especiales/ ICHICULT

El  pasado 17 de julio se cumplieron  60 años del incendio que destruyo el emblemático Teatro de los Héroes, por tal motivo tomamos del Álbum-Directorio de 1904 el siguiente escrito:

DESCRIPCION DEL ANTIGUO TEATRO DE LOS HEROES

Haciendo ángulo con el Palacio de Gobierno, se levanta otro de los edificios más suntuosos de la ciudad: el Teatro de los Héroes, construido bajo la dirección del Arquitecto Sr Geo E King y que costó al Gobierno del Sr Coronel Ahumada que lo inicio, emprendió y termino, la respetable suma de $650,000.

El primer cuerpo del edificio es de cantera blanca, pulida la piedra en su contorno y artísticamente dejada en bruto en el paralelogramo interior.
Los pisos segundo y tercero son de ladrillo, presentando el pórtico un buen conjunto, al que da aire y luz su ventanearía cuadrada y de medio punto, que domina en todo el edificio, siendo de magnifico efecto los cristales de colores que lo cubren, en interesantes alegorías.

En el centro del frente se levanta una bonita terraza sostenida por cuatro columnas. El cornisamento está adornado con doras cadenas, que sirven como dosel a cuatro grandes medallones de bronce que representan a los señores, Hidalgo, Morelos, Juárez y Díaz.

Una pequeña escalinata conduce a las grandes puertas de entrada al vestíbulo, amplio hermoso y soberbio.

A ambos lados hay elevadores que muy pronto se utilizaran
A la derecha queda el expendio de galería y después de un pasillo la entrada a este departamento, y a la izquierda el expendio principal y la elegante cantina y salón de billar.

En el centro del vestíbulo se levantan seis grandes columnas que llegan al lujoso profundo azul y crema, del que penden dos candiles y multitud de focos incandescentes que, cuando encendidos, dan un espectáculo maravilloso.

A mitad del vestíbulo, y dejando suficiente espacio para el paso a lunetas cuya puerta principal está en el centro, hay dos amplias y elegantes escaleras voladas de madera fina que conducen respectivamente a palcos de primeros y segundos, quedando a los lados de la entrada la luneta de acceso a las plateas.
En la parte superior de la entrada a patio están pintados al oleo el Escudo Nacional, y a sus lados dos cuadros que representan a la Música.

interior_del_antiguo_Teatro_de_los_

Penetramos al interior, prodigo de lujo, esplendoroso.
El patio está dotado de 500 sillas de factura americana, unidas en forma de bancas, y cada una d en las 16 plateas y de los 2 grilles de 8 sillas igualmente elegantes, así como los 19 palcos 1ros y los 19 2dos, estando dotada la amplia galería de cómodas grandes.

La luz se derrama ahí a raudales, pues como botones de fuego surgen en gran cantidad foquillos incandescentes de las cornisas, de las columnas, de la gran embocadura y de las circunferencias que en la parte alta encierran a tres magníficos cuadros alegóricos.

Tal artístico derroche de luz refleja agradablemente en el niquelado de los barandales de plateas y palcos, ornados con lujosas colgaduras de felpa roja, que bien juegan con el tapiz carmín que domina en esos departamentos.

En el centro de los laterales de patio y plateas hay dos salidas para los pasillos, que sirven a la vez de escape, pues van hasta la calle para los casos de accidente. Esta prudentísima previsión esta repetida en todos los departamentos, que igualmente y además de las entradas y salidas ordinarias tienen salidas de escape, lo que, en un caso desgraciado, facilitara notablemente las maniobras de salvamento.

Lleguemos al foro y empecemos por su gran portada o embocadura, adornada en su contorno con gruesa espiral dorada y en su frontispicio con dibujos alusivos.

La escena es bastante amplia y su sistema de vistas el muy cómodo de elevación, siendo de merito artístico los juegos que desde este género tiene. El telón de boca en un gran círculo tiene paisaje que representa el Castillo de Chapultepec como podrá verse en el grabado respectivo, teniendo además un telón corta-incendios de asbestos, y bombas automáticas y extinguidores para este género de accidentes.
Si el alumbrado del salón y del vestíbulo es magnífico, el del foro es esplendido, pudiéndose decir que apenas habrá otro teatro que lo iguale en la República.

El piano de luz es de irreprochables sistema e instalación y con admirable facilidad mecánica desde el se encienden y apagan con precisa graduación, lo que requiera la escena que se está representando, los multicolores y numerosos focos colocados en la parte alta, en los laterales, etc., etc.
Se comprenderá, pues que los juegos de luz resultan de un efecto maravilloso, complementado con diez borales movibles de luces de colores para aplicar rayos donde sea necesario.

En todo el teatro pasan de dos mil los focos de luz
Pasemos a los departamentos del foro, que son tres: el primero y el segundo destinados a cuartos de artistas, amplios y perfectamente alumbrados y ventilados; y el tercero destinado al salón de pintura y a las bodegas de utilería, quedando parte del para habitaciones y oficinas.
Sírvase el lector acompañarnos al foso, de gran amplitud y con una profundidad de tres y medio metros.

El ala izquierda está destinada a oficinas, que al igual de las de arriba tienen grandes ventanas para la calle; y en el ala derecha hay un salón de boliche, más piezas para oficinas y el departamento de transformadores.
Como detalles, y para que se vea lo bien arreglado que está este foro, diremos que el arco de la boca esta comunicado de un extremo a otro, para facilitar las maniobras, habiendo bocinas para los telones y para la orquesta y timbres eléctricos para avisar al público, y para el mismo foro, para evitar que se escuchen los gritos ordenando las maniobras, principio de función, de acto, etc., etc.

Lo que nuestra débil pluma no haya podido comunicar al lector de este edificio, lo harán los tres excelentes fotograbados que de él publicamos en estas páginas y que representan el exterior, el vestíbulo y el interior.

Fuente:

Libro: Album-Directorio del Estado de Chihuahua (1904)
Edición: Segunda, año 2004
Paginas: 36 a 39

A CIEN AÑOS DE SU FALLECIMIENTO

Por: Rene Franco Aguilar

Archivos y Colecciones Especiales/ICHICULT

 

porfirio diaz

A cien años del fallecimiento del general de División Don Porfirio Díaz M., la memoria histórica nos lleva al mes de octubre en los día 13 y 14 del año de 1909, cuando el Estado se preparaba para recibir al llamado general invicto en esta ciudad capital.

La visita del general Díaz causó tal revuelo en la sociedad chihuahuense y en la clase política, que se organizaron comisiones con una agenda programada oficialmente reuniendo lo más selecto de la sociedad. Para “la recepción del señor Presidente de la República” se levantaron arcos triunfales que representaban a cada una de las instituciones gubernamentales, comerciales, industriales y empresariales de la capital de Chihuahua, y se ubicaron partiendo de la estación ferroviaria por toda la avenida Juárez, por la calle Libertad y la avenida Ocampo, hasta el Parque Lerdo en honor del ilustre visitante.

Arco del Estado

Arco del Estado

Para llevar a cabo todos estos actos se creó “ La Gran Comisión” quedando al frente de ella el señor general Manuel M. Plata, Don José María Sánchez, Lic. Carlos Muñoz, con otros 39 prominentes hombres, cuyo compromiso era acompañar al señor Presidente en todo acto en su honor, también se integró la comisión que recibiría al distinguido visitante al pisar territorio Chihuahuense, recayendo tal responsabilidad en el señor Rodolfo Valles; tal comisión se trasladó con toda oportunidad a la estación del ferrocarril más avanzada en el territorio de Chihuahua (Estación Escalón).

La estación de Santa Rosalía al pasar el tren presidencial.

La estación de Santa Rosalía al pasar el tren presidencial.

La Comisión se constituyó con la presencia del señor Gobernador, el presidente del H. Congreso del Supremo Tribunal de Justicia, jefes de la zona militar; don Luis Terrazas y demás miembros quienes darán la bienvenida en algún punto destinado sobre las líneas de la estación del ferrocarril nacional.
Las comisiones que participaron en este acontecimiento fueron; las del ayuntamiento, las de orden, iluminación, ornato, obreros, mineros, agricultores, entre otras; completándose 23 para dar lucimiento a tan histórico evento nacional en territorio chihuahuense.

En el acervo de la biblioteca histórica “Sala Chihuahua” ubicada en el área de Archivos y Colecciones Especiales del ICHICULT se encuentran materiales documentales importantes de la época que describen las actividades realizadas por estas comisiones. En la Colección Francisco R. Almada se encuentra un cuadernillo de 14 páginas titulado “Comisiones para la recepción del señor Presidente de la República”, cuya impresión se dio en la imprenta de Gobierno del Estado Chihuahua a cargo de Gilberto A. de la Garza, en el año de 1909.

En la edición del Ayuntamiento de Chihuahua y su programa editorial de enero de 1993, con el título de “Visita a Chihuahua del señor Presidente, general Porfirio Díaz- octubre 1909”. Esta edición se caracteriza por su contenido fotográfico, de personalidades de la época, paisajes, calles, edificios urbanos y monumentos en la ciudad de Chihuahua.
También se pueden encontrar otros folletos como “Círculo de amigos del señor general Porfirio Díaz”, breve informe de las labores de su administración en el año de 1876.

En la “Revista Chihuahuense No. 18 del 31 de diciembre de 1909, y en la No. 14 del 31 de julio de 1910 de la Colección Walter Shmiedehaus y otros materiales disponibles para su consulta.

Descendientes de Veteranos de la Revolución entregan documentación histórica al ICHICULT

 

El pasado domingo 5 de junio en las instalaciones del Congreso del Estado, los directivos de la Delegación Chihuahua de la Unificación Nacional de Veteranos, Viudas, Hijos y Nietos de la Revolución Mexicana entregaron al Instituto Chihuahuense de la Cultura copias de documentación original que ampara la veteranía de treinta descendientes de revolucionarios. La documentación fue entregada durante sesión formal de dicha agrupación por su presidente, Sr. Jesús Rosales Sáenz, Secretaria Carmen Martínez y Tesorero Elco Avitia González. Con la representación del Maestro Sergio Reaza Escárcega, Director General del ICHICULT recibieron los documentos el Prof. Jesús María de la Rocha Ochoa, Coordinador Estatal de Bibliotecas, Archivos y Salas de Lectura y la Mtra. Liliana Edith Rascón Sigala, Jefe de la División de Archivos y Colecciones Especiales.

Esta documentación, que seguirá entregándose en varias etapas, formará parte del Fondo Veteranos de la Revolución que está a disposición del público e investigadores en el área de Archivos y Colecciones Especiales en la planta alta del Centro Cultural Bicentenario Carlos Montemayor.

Entrega de documentos por el presidente de la Delegación Chihuahua, Sr. Jesús Rosales Sáenz

Entrega de documentos por el presidente de la Delegación Chihuahua, Sr. Jesús Rosales Sáenz al Prof. Jesús María de la Rocha Ochoa Corrdinador Estatal de Bibliotecas, Archivos y Salas de Lectura.

Grupo de descendientes de veteranos de la Revolución asistentes a la reunión

Grupo de descendientes de veteranos de la Revolución asistentes a la reunión

Sra. Leonila Molina Arostegui, hija del revolucionario Ezequiel Molina Rodríguez;  Cosme Arcadio Chávez Molina, nieto y la niña Dulce María Chávez Duran, biznieta.

Sra. Leonila Molina Arostegui, hija del revolucionario Ezequiel Molina Rodríguez; Cosme Arcadio Chávez Molina, nieto y la niña Dulce María Chávez Duran, biznieta.

Niña dulce María Chávez Duran, orgullosa biznieta del revolucionario Ezequiel Molina Rodríguez.

Niña dulce María Chávez Duran, orgullosa biznieta del revolucionario Ezequiel Molina Rodríguez.

Revolucionario Ezequiel Molina Rodríguez (der.) recibiendo un reconocimiento durante evento cívico en San Francisco del Oro, Chih. el 20 de Noviembre de 1947.

Revolucionario Ezequiel Molina Rodríguez (der.) recibiendo un reconocimiento durante evento cívico en San Francisco del Oro, Chih. el 20 de Noviembre de 1947.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

FRANCISCO VILLA:
SIGNO DE CONTRADICCIONES…

Transcripción: Carlos Méndez Villa/Archivo Histórico /ICHICULT

2.Foto oficial de Villa como Gobernador de Chihuahua.1913
Es Villa, tan grande, y el villismo tan apasionante, que tratar el tema, es sumamente complejo. Es, para no dar muchas vueltas a la definición “un tema caliente”. La cosa es lógica: las hogueras de los resentimientos o de los odios, nacidos en una Revolución Social en la que intervino todo el País y que dejó el trágico saldo sangriento de más de un millón de almas, no se apagan aún por muchos rumbos de este amado País nuestro que sigue siendo “Tan grande todavía, que el tren va por la vía como aguinaldo de juguetería. Así, se habla impetuosamente en contra o a favor (poco a poco los admiradores de Villa van formando legión, a pesar de la intensísima propaganda de los explotadores de todos los tiempos por anular la figura del Centauro, de este personaje, tan famoso, tan pintoresco, de tan soberbia personalidad, que se antoja se ha escapado ya de las páginas de la Historia, para entrar triunfante, entre salvas de fusilería en el campo de la leyenda.

1.Coronel Francisco Villa en 1911
Si, tan definitivamente fuera de serie, que no ha encontrado aún autor capaz de hacerle su biografía. Y así, cuando los villistas hablan, entusiasmados, ante un auditorio ávido de saber “todo lo que se pueda” del Guerrillero Non, no dejan de contemplar caras avinagradas que con movimientos significativos de cabeza, están desaprobando los subrayados que se hacen, del talento militar de Villa, o en su estupenda intuición de estratega.

Francisco Villa, fue, es y seguirá siendo, Ave de tempestades y signo de contradicciones. Seguirá siendo, ser conflictivo, hombre de aventuras inverosímiles, en las cuales la nobleza y los actos bajunos, se dan la mano, mientras los elogios más elocuentes pronunciados por escritores autorizados, rebotan, estrellándose, con los vituperios más enconados, o los adjetivos más sucios y denigrantes.

Sabrá Dios, cuantos lustros o cuantas décadas, habrán de transcurrir para que se juzgue, sin olvidar ni las reglas ni la realidad, ni el momento y el espacio en que actuó la figura extraordinaria de quien, al correr de los años, ha llegado a ser un mexicano universal, del que se habla constantemente y no por cierto con la indiferencia con que se hace con muchos artistas, muchos soldados, muchos escritores o muchos políticos.

3.Eugenio Martinez, Francisco Villa e Ing. Eliás Torres 1920
El mismo nombre de Villa tiene algo de extraño, como imán misterioso que hace arder la sangre, para bien o para mal, cuando se transforma en grito desgarrador en labios de “La Raza”…

En la Coyotada nació un Genio: Doroteo Arango ( nombre que parecía provincial, y como pegado al dueño con alfileres) se transformaría en Francisco Villa, cinco silabas que serían como clarín que convoca a batallas gloriosas. Nació el 5 de junio de 1878, en el Rancho de la Coyotada, correspondiente al Municipio de San Juan del Río, en el extenso e Histórico Estado de Durango. Su niñez fue la normal, si normal se le puede llamar en México, a que los hijos de los campesinos, nazcan y empiecen a crecer, tuteándose diariamente con la miseria y mirando y mirando en su horizonte, solamente nubes cargadas de presagios grises. Naturalmente que sus padres, ni por asomo, pensaron que un día aquel muchacho obediente y trabajador, sería un huracán incontenible, un líder social que trataría de vengar, implacable, a los desposeídos, los cuales por siglos, solo supieron de la desesperanza, del pan enjuto y de la amplia explotación del amo. Desde que inicia su adolescencia, tuvo por compañera inseparable a la aventura. Como si el destino se hubiera encaprichado en prepararlo, a golpes de sufrimiento para altas responsabilidades.

4.mesedora canutillo

Eterno caminante a caballo, iba acumulando puntos para llegar a ser “El Centauro”, título que le habría de venir, como anillo al dedo. De esos días, apretados de penas, de subir y bajar sierras, cuidándose cada segundo de la acordada, arranca la leyenda del nombre: que si lo escogió por el abuelo… que si por agradecimiento a algún bandolero célebre… que si por que le dio la gana. Para el caso es igual. No es el primer hombre célebre ni será el último en nuestra tierra, que mude de nombres, para el nuevo, hacerlo famoso. ¿Ejemplos? ¿No bastaría el de Guadalupe Victoria nuestro primer Presidente? ¡Y cómo va, del eufórico nombre seleccionado con el de Manuel Félix Fernández.

Alfonso Escárcega/julio 1978
Sociedad Chihuahuense de Estudios Históricos

Acervo de Sala Chihuahua…

ANECDOTAS BIOGRAFICAS

DEL EDUCADOR CHIHUAHUENSE

MARIANO IRIGOYEN

ESCRIBIR BIOGRAFIAS O DATOS ANECDOTICOS POR RIGUROSO ORDEN CRONOLOGICO, POR EL SISTEMA Y METODO QUE IMPLICA, DEBE SER LO MAS LOGICO Y CIENTIFICO, AUNQUE LOS PROFANOS EN ESTAS DISCIPLINAS CORREMOS EL GRAVE PELIGRO DE HACER TEDIOSA SU LECTURA. LA FALTA DE AMENIDAD AHUYENTA O DUERME A LOS LECTORES, PRINCIPALMENTE EN ESTE SIGLO, CONSIDERANDO LA CELERIDAD EN QUE VIVIMOS Y LA ESPECIAL E INDIFERENTE IDIOSINCRASIA DE LA JUVENTUD DE AHORA.
LAS EFEMERIDES, ACTUALMENTE, SIRVEN SOLO DE FICHAS DE BIBLIOTECA O PARA GUARDARSE EN LOS ANAQUELES DE LA ENCICLOPEDIA. TAL ES SU FATAL DESTINO. NO MERECEN HOY LA ESMERADA ATENCION DEL “HOMBRE MODERNO”, O EN ULTIMO ANALISIS, LAS TEDIOSAS BIOGRAFIAS SE UTILIZAN COMO PLACENTEROS SOPORIFICOS. CARECEMOS DE REPOSO Y TRANQUILIDAD PARA SABORER EL COMENTARIO OPORTUNO O INGENIOSO, COMO EN SIGLOS PASADOS EN EL DULCE SOSIEGO DEL APOSENTO LO HACIAN TEOLOGOS Y FILOSOFOS GUARECIDOS BAJO LAS SEVERAS NAVES DE LOS LEGENDARIOS MONASTERIOS Y RESBALANDO LAS HORAS SOBRE LAS BALDOSAS DE AULAS O DE CLAUSTROS. COMENTARIOS EXPUESTOS EN TORNO DE ACONTECIMIENTOS TRASCENDENTALES DE LA HISTORIA Y ACERCA DE LOS HECHOS DE LOS GRANDES HOMBRES QUE LA FORMAN.

3

TRANSCRIPCIÓN: Luz Esperanza Gonzaláz Barrera.

FUENTE:
ICHICULT / Área de Archivos y Colecciones Especiales / Acervo General.

Signatura Topográfica:
371.10092 I75 I73
IRIGOYEN, ULISES
ANECDOTAS BIOGRAFICAS DEL EDUCADOR CHIHUAHUENSE MARIANO IRIGOYEN

EL PERIODISMO EN EL ESTADO

Transcripción: Carlos Méndez Villa/Archivo Histórico/ICHICULT

hemeroteca

El tiempo limitadísimo con que contamos para escribir estas líneas, nos impiden muy a nuestro pesar hacer un estudio amplio y profundo del progreso constante de nuestro Estado, desde la época de la emancipación nacional.

Nos limitaremos por tanto a bosquejar sucintamente y a grandes rasgos, los episodios más notables y los nombres más gloriosos de los ilustres chihuahuenses desaparecidos, á cuyos esfuerzos Chihuahua es deudora de su prosperidad actual. Parece imposible que nuestro Estado, tan abundante en recursos y tan rico en la actualidad, haya permanecido por largas décadas desamparado, y sin más ayuda que la que por su solo esfuerzo se pudo procurar, antes y mucho tiempo después de haberse proclamado la independencia.

El número incalculable de indios que pulularon en nuestro territorio motivó la escasa colonización de su suelo, pues apenas unas cuantas personas resueltas y valerosas se atrevían a poblar haciendas o ranchos, a sabiendas de que ellas mismas tendrían que defenderse de las depredaciones de los salvajes. De aquí que tantos y tan buenos tiradores se encontrasen en nuestro territorio, tiradores cuya fama ha pasado las lindes de la República, hechos célebres después, cuando ocurrió la famosísima campaña de Tomóchic.

Muchos y muy valerosos hijos perdió el Estado en su incansable lucha con los hombres del desierto; y ya la historia completa del terruño, la formación de la cual ha sido encomendada a expertas y eruditas inteligencias, consignará los nombres de los que más se hayan distinguido; tocándonos a nosotros solamente, escribir el del batallador más conspicuo de los modernos tiempos, el del meritísimo Coronel D. Joaquín Terrazas, a cuya memoria hoy se consagra un monumento.

Durante el difícil período de la invasión Americana, Chihuahua cumplió con su deber, y la amarga derrota de la acción de El Sacramento, quedó perdonada por el brillante sitio que sostuvo la plaza de Rosales el 16 de Marzo de 1848.

Los nombres del General Ángel Trías y de Esteban Coronado serán recordados por esto eternamente, así como de los valientes Mariano Maceyra, Bruno Arriada, Pedro Horcasitas, Felipe López, Jacinto Alvillar, Cayetano Justiniani, José Merino, y otros más que en aquella época salieron a la defensa de la patria.

También durante este período de aflicción, Chihuahua no recibió del Gobierno del Centro más que esperanzas de ayuda, promesas que en virtud de las difíciles circunstancias del gobierno jamás llegaron a cumplirse. Pero Chihuahua no se quejó por eso; y solo cuando quiso echársele en cara su falta de celo para contener al invasor, tuvo justificadamente que repeler con orgullo calumnia semejante. Porque el pueblo de Chihuahua dio siempre muestras de patriota, como lo demostró ora en el campo de batalla, ora en el seno de las cámaras, protestando “contra todo tratado de paz que se firme con los Estados Unidos”, en caso de que hubiere de cedérseles territorio chihuahuense. Esta protesta fue firmada por los diputados Juan N. Urquidi, José del Rayo Sánchez Álvarez, Roque Jacinto Morón, Esteban Benítez, Laureano Castañeda, Berardo Revilla, Manuel Armendáriz y Buenaventura Anchondo.

La literatura popular, que vale muchísimo cuando de asuntos patrios suele ocuparse, popularizó entonces algunos dísticos pindáricos, como el siguiente: “sucumbirá Chihuahua cual Numancia, Antes que el texano a la arrogancia.” Las guerras de Reforma y del Segundo Imperio, encontraron también a los hijos de Chihuahua dispuestos a afiliarse como de costumbre, a la causa del progreso y de la libertad. Descollaron entonces, primeramente, el hoy anciano y venerable General D. Luis Terrazas; y a su lado, ya luchando bajo sus órdenes, ya en esfera separada, pero gravitando siempre hacia él, como jefe tácitamente reconocido, muchos hombres cuyo recuerdo es hoy altamente venerado. Así es que con los Ojinaga y los Coronado y los Méndez, hoy transformados por el beso de la gloria, surgió una pléyade que, como los Casavantes, los Orozco y los Amaya de Guerrero, los Uranga y los Sáenz Aguilar, de la Villa de Rosales, los Merino y los Muñoz y los Pacheco y los Ochoa, y mil más que sería largo enumerar, expusieron mil veces su vida y derramaron su sangre en aras de la libertad.

En el periodismo y en la vida política, no podemos dejar de mencionar los nombres de D. José Eligio Muñoz, licenciado y el de D. Pedro Ignacio Irigoyen chihuahuenses ilustres que merecieron ocupar un sitial en el Gran Congreso de los Constituyentes. ¿Quién no recuerda todavía las sátiras mordaces del primero, ó los nombres de los periódicos que dio a la luz, hechos célebres por el ingenuo de ese hombre que bien pudiera compararse y colocarse al lado de D. Francisco de Quevedo? La obra de este eminente chihuahuense bien merece en verdad sacarse a la luz meridiana para que de todos sea admirada; pero no se hace, quizá por no ser tiempo todavía, pues pudieran herirse las susceptibilidades de más de una persona, descendientes de aquellos a quienes D. José Eligio fustigó con gracia suma. Fuera de la capital de la República, la Prensa a gozado en nuestro Estado de mayores libertades que en ningún otro. Existen todavía viejos paladines de aquellos remotos tiempos de revuelta que, como D. Federico Allende, por ejemplo, no podrán menos que concedernos la razón y la justicia de nuestro aserto. Mártir de nuestro tiempo y abogado insigne, fue el Lic. Pablo Ochoa, cuya muerte causó luto general en el Estado.

En la Revista Chihuahuense, editada por el Sr. D. José María Ponce de León, se pueden encontrar los nombres de periódicos que en diversas épocas han visto la luz pública en esta ciudad, y en ellos se encontrarán las producciones de los que mencionados, así como las de D. Víctor S. de la Garza y Palacios, escritor y poeta, las de D. Juan B. Escudero, de D. José María Jaurrieta, de Francisco Guerrero y Porres, de D. Manuel G. Vidal y de otros más ya en los últimos tiempos pueden ser citados la Revista de Chihuahua, El Siglo XX, El Cronista, La Lira Chihuahuense y otros, en los que se Hallarán las producciones del Malogrado poeta Guadalupe Artalejo del Avellano quien también gustaba de firmar con el pseudónimo de “El Marqués de Pedernales.”
En la actualidad existen varios periódicos, como El Norte, El Correo, El Padre Padilla, El Chihuahuense, El Universo, El Grito del Pueblo, que se publican en esta ciudad, sin contar con algunas otras publicaciones que son ajenas a la política, como la Revista Chihuahuense, El Magisterio Chihuahuense y La Revista Chihuahuense, El Magisterio Chihuahuense y La Revista Escolar. En Parral, ven la luz pública El Hijo de Parral y la Nueva Era; y en varias otras ciudades suele aparecer alguna efímera publicación.

En el campo de la ciencia, Chihuahua ha tenido hijos que se distinguieron mucho, como los Ings. Jesús Terrazas, y Guadalupe Rocha, quienes merecieron el honor de un primer premio especial concedido por la Escuela de Ingenieros de México, honor alcanzado de nuevo en estos últimos tiempos por el actual Director de Correos, Ing. Norberto Domínguez, y por el estudiante papigóchic D. Fortunato Dozal.

En medicina tuvo envidiable renombre el Dr. D. Jesús Muñoz; y no hace muchos años que bajó a la tumba el Sr. Luis G., de igual apellido, dejando en el corazón de sus numerosos amigos, un germen de simpatía y cariño emanado de su alma generosa y de su carácter indómito. El Dr. J. Tamborrel, que por muchos años ocupó un escaño en al Cámara de Diputados, fue un hombre de conocimientos profundísimos, no solo en la ciencia médica, sino en general en todos los ramos del saber humano. Era además un gran filántropo, y su muerte fue llorada de verdad, especialmente por la gente desvalida, para quienes fue siempre más que un amigo, un servidor. Casó aquí con Dña. Crucita Siqueiros, y sus hijos principalmente el Ing. Carlos Tamborrel, son dignos de tan grande y noble padre. El clero católico de Chihuahua se ha distinguido siempre por su moralidad y por sus ideas liberales en cuanto no afectan a su dogma. Todavía se recuerdan con admiración los eminentes dotes oratorias que caracterizaron al Sr. Cura D. José de la Cruz Corral, rector de que fue por varios años del Instituto Científico del Estado; y tampoco se han olvidado la ingénita bondad y las relevantes cualidades de los señores Presbíteros D. Manuel y D. Luis Terrazas Córdova.

En otro lugar publicamos algunos datos sobre la administración eclesiástica actual, a cuyo frente se encuentra el Ilmo. Sr. Obispo D. Nicolás Pérez Gavilán. Entre los vivos que dan honra al Estado, sin contar al Sr. Gral. D. Luis Terrazas, “página viviente de nuestra historia,” nos enorgullecemos con citar al Dr. Porfirio Parra, sabio eminente cuyo nombre es universal, y citaremos también con respeto, el nombre del Sr. D. Enrique C. Creel, actual Secretario de Relaciones Exteriores, y persona a quien inconcusamente debe en gran parte nuestro Estado, su brillante posición industrial, económica y financiera.

X. Y. Z.

Fuente:

Álbum del Centenario Chihuahua 1910

Nuevo enlace…

Archivo Histórico de la UNAM

Hemos añadido a nuestra área de ASOCIACIONES E INSTITUCIONES  el enlace al Archivo Histórico de la UNAM. Esperamos sea de interés y simplifique las búsquedas de nuestros usuarios.

El administrador del blog.