Archivo de la categoría: acervo Sala Chihuahua

Bienvenidos al Archivo Histórico…

Nuestros usuarios…

Alumnos de la Escuela Secundaria Federal  # 2 a cargo de la  maestra Gregoria Limas  L.  visitaron el  Archivo Histórico, con el fin de conocer el acervo documental y bibliográfico.

En esta visita se les impartió a los alumnos una  plática por nuestro compañero  Sergio Evangelista   sobre diferentes temas importantes de la historia de Chihuahua.

Anuncios

Nueva Colección…

Colección Erasmo Palma Fernández

Por: Carmen Muñoz/Analista documental

Se creó en el acervo de la Sala Chihuahua, a  través del Área de Culturas Indígenas, del Departamento de Desarrollo Cultural  de la Secretaria de Cultura, una nueva colección que llevará  el nombre en honor del incansable promotor de la Cultura indígena Erasmo Palma Fernández.

Esta será complementada con la bibliografía ya existente en el acervo en la lengua tarahumara,  y también con libros escritos de culturas hermanas como odami o tepehuano.

Erasmo Palma Fernández, nació en 1928 en Basigochi, municipio de Chihuahua. Desde pequeño, gustó de la música y las canciones tradicionales, por lo que aprendió a tocar el violín, la guitarra y algunos instrumentos de viento. A partir de 1948, comenzó a escribir canciones en tarahumara y cuentos para la Iglesia Católica. En 1975 fundó el coro del Internado de Niñas Indígenas de Norogachi.

Reconocido entre otras cosas por promover la cultura de su pueblo a nivel nacional e internacional y por haber sido galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Arte en el área de Tradiciones Populares en el año 2002, máximo reconocimiento otorgado a un artista por el Gobierno de México.

Por su obra recibió diversos reconocimientos, en el año 2008 la presea “GawíTónara”(Pilares del Mundo), de parte del gobierno del Estado de Chihuahua y en el 2013, “por su destacada trayectoria  como músico, compositor, pintor, escritor y filósofo”, en el marco del XXXII Festival Nacional de Arte y Cultura del Estado de Chihuahua, denominada “Medalla Víctor Hugo Rascón Banda”.

En el 2009, se realizó un documental financiado por el Programa para el Desarrollo Integral de las culturas de los Pueblos y Comunidades Indígenas, titulado “El Ladrón de Violines”, que narra la vida y trayectoria de Don Erasmo y que fue presentado en diversos festivales, entre ellos el Festival Internacional de Cine de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Don Erasmo murió el 23 de octubre de 2016.

 

El Ladrón de los Violines

Youtube

https://m.youtube.com

 

Tarahumaras suffer, die from diseases

Special to The Herald-Post

CHIHUAHUA CITY, Chih.,

Transcripción: Carmen Muñoz: Analista Documental

 

March 28.-A total of 263 children and adults died last week of measles and typhoid fever in the Tarahumaras Indian villages of Chinipas and Uruachi, State Rep. Abelardo Pérez Campos, reported to federal health authorities here.

The legislator said that 350 persons, about 90 per cent of the surviving population of the villages, were ill.

The Indians buried their dead in such shallow graves that coyotes ate the bodies , he said.

Dr. Aden Mercado Cerda, federal health officer , dispatched six doctor san two nurses by plane to San Rafael de Olivo.

From there they were to travel by muleback ti the isolated communities, which are te high sierra some 200 miles west of Chihuahua City.

Meanwhile health officers reported that a whooping cough and diphteria epidemic has killed 59 persons in another Indian village, San Rafael Yoquivo, in the same general area.

Fuente: El Paso Herald-Post/Tuesday, March 28, 1967/Colección: Margarita Perches/Sala Chihuahua

Colaboración con el Instituto de Cultura Municipal…

“Caminos de voces y tintas”

Una mirada

al periodismo chihuahuense

A principios del mes de abril nos visitó nuestro compañero del Instituto de Cultura Municipal, Jefe del Departamento de Patrimonio Cultural, Antrop. Lenin Acosta, quien realizó  investigación hemerográfica con la finalidad de montar una exposición fotográfica que ilustre la historia del periodismo chihuahuense.

Aquí les mostramos el resultado de la investigación que realizó y los invitamos a que acudan a visitar la muestra de imágenes y objetos relacionados con la historia del periodismo del Estado, tienen hasta el 9 de mayo para ir a admirar la muestra.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Más información la pueden encontrar en el siguiente link:

http://pagina8.com.mx/2017/04/08/caminos-de-voces-y-tintas-recuerdan-la-vida-y-obra-del-periodismo-chihuahuense/

Día de muertos…

Los Panteones en Chihuahua

Panteón de La Regla

Panteón de La Regla

El primero que existió en la ciudad de Chihuahua estuvo anexo a la actual Catedral, en el centro histórico. El Ayuntamiento y los líderes del clero ordenaron obras para su reparación, las cuales quedaron concluidas en junio de 1756.

Anteriormente se acostumbraba sepultar los cadáveres en el interior de los templos y en sus patios anexos, práctica que posteriormente fue prohibida.

Para 1802, con el aumento de la población, fue necesaria la construcción del cementerio de San Felipe, con una capacidad inicial de cuarenta tumbas. Ahí fueron sepultados los restos de Allende, Aldama, Jiménez y otros caudillos de la insurgencia que fueron fusilados en Chihuahua a mediados de 1811.

Este fue el primer cementerio de la ciudad separado de los templos. Ocupaba parte del jardín Abraham González de la Quinta Touche y del Templo de la Trinidad. Posteriormente, parte del terreno fue destinado para talleres y escuelas. Luego, el gobernador Luis Terrazas dispuso que el cementerio anexo a la Catedral fuera desmantelado en 1886 y se coloco la verja de hierro que circundaba el atrio. En la misma época se desmanteló también el cementerio anexo al templo de San Francisco de Asís y sólo perdura el del Santuario de Guadalupe.

El panteón de La Merced se abrió al servicio público en 1849, en los días de la epidemia de cólera-morbus que azotó a la ciudad. Allí fueron fusilados los jefes imperialistas Julio Carranco y Carmen Mendoza en los tiempos de la intervención francesa. Terminó por clausurarse cuando ya no hubo cupo para más inhumaciones. Lo convirtieron después en el parque Jesús Urueta en 1925.

En 1853, se construyó el cementerio de Nuestra Señora de la Regla, conocido como el panteón de La Regla. Se destinó para acomodar a los deudos de las clases de las acomodadas, pues las familias humildes iban a parar al de La Merced. El panteón de La regla fue clausurado en 1885, pero se realizaron algunas inhumaciones con permisos especiales a algunas personas.

Funeral Abraham González Panteón de La Regla

Funeral Abraham González, Panteón de La Regla

El panteón fue totalmente arrasado a mediados del siglo XX para construir el parque Revolución. Los restos de algunas personalidades que se encontraban en el panteón, fueron trasladados a la rotonda de los Chihuahuenses Ilustres  debido a la intervención de la Sociedad Chihuahuense de Estudios Históricos. A los deudos en general se les notificó de la necesidad de exhumar todos los cuerpos ahí enterrados y buena parte fue trasladada al panteón de Dolores y al Municipal.

Cenotapio de Villa

Cenotapio de Villa

El Panteón General, que se encontraba ubicado en la llanura de Santo Niño, se inaguró a finales del siglo XIX. Fue arrasado y convertido en un campo deportivo durante la administración del coronel Roberto Fierro Villalobos, para finalmente en 1947 convertirse en la Ciudad Deportiva durante la administración del ingeniero Foglio Miramontes.

El panteón de Santa Rosa, situado al sur del cerro del mismo nombre, se abrió al servicio en 1908 y se clausuró 10 años después. Fue escenario de cientos de fusilamientos que se llevaron a cabo durante el régimen villista de 1913 a 1915. En la actualidad no queda huella de él.

Hoy en día en la ciudad de Chihuahua funcionan el panteón de Dolores, el Municipal, el de La Colina, San José, Nombre de Dios y varios más, siendo una práctica cada día más común la incineración y la colocación de las cenizas nuevamente al interior de los templos.

Fuente:

Diptico “Los Panteones de Chihuahua”. Casa Chihuahua, Centro de Patrimonio Cultural. 2016.

Almada, F. (2008). Diccionario de historia, Geografía y Biografía Chihuahuense. Tercera ed., Vol 2. Chihuahua. Ediciones del Azar A.C.

Fotografía: Funeral de Abraham González. Archivo Whellan.

Leyendas de Chihuahua…

“Una bella dama recorrió siete templos y en seguida desapareció”

La dama y el taxista

Transcripción: Carmen Muñoz S/Analista Documental.

Hace ya cerca de medio siglo, cuando en esta hospitalaria ciudad del estado más grande de la República Mexicana sucedió un jueves santo, a las once de la noche en que el taxista Ernesto Borunda, del Sitio 20 Colorado, regresaba de dejar al caporal del Rancho situado atrás del Cerro Grande, propiedad de Oviedo Baca, obligado a pasar muy cerca de los terrenos del Cementerio  de Dolores, vio una  dama que levantó su  brazo para indicarle que requería de sus servicios. “Por favor lléveme al Templo de Santa Rita”, por  lo que el taxista continuó su marcha con una pasajera y pensó que mucha gente, no se sabe alguna dirección y citan algún edificio para así orientarse, cruzó las vías del ferrocarril, pasó los Álamos Tecate, y tomó la Avenida Ocampo rumbo al punto solicitado.

Templo de Santa Rita

Sentí cierto aire de rareza, contó Borunda, ya que la pasajera iba muy callada por lo que intentó hacer conversación-corre el viento muy frio-no recibió respuesta alguna…

Dos cuadras más abajo intentó de nuevo otro comentario-es peligroso andar de noche por acá-, por el espejo atisbaba pero ni siquiera se movía. Ya no insistió más había aprendido que en ese oficio lo mejor era callar para no importunar al cliente, si no había interés en conversar… mejor era pensar en otras cosas…

-Luego vengo, va llevarme a otros lugares-entro a la iglesia, minutos después regresó ordenando:-Al templo de Nuestra Sra. De Lourdes-“Si Señora”. Fue más rápido. Luego, al Santuario de Guadalupe, al corazón de Jesús, San Francisco, San José de la Montaña y Catedral.

Templo de San Francisco

Templo de San Francisco

Ernesto Borunda meditaba que después de todo no le iba ir mal esa noche ya que le cobraría como si hubiera hecho siete u ocho “dejadas”.

Catedral

Catedral

Le pidió que la llevara donde la había recogido y al llegar al lugar cercano al lugar cercano al Cementerio de Dolores, el chofer se bajó para abrirle la puerta; pero, cuál sería su sorpresa que no la encontró, solo un papel sobre el asiento que decía “Gracias por hacerme el favor, no tengo efectivo con que pagarle sus servicios, pero vaya a la calle Ojinaga 14, ahí le pagarán todo, para asegurarle que lo harán le dejo este dorzal de oro con la virgen de Fátima, devuélvalo por favor. Sin más. María Antonieta González de Creel.

Sagrado Corazón de Jesús

Desconcertado Ernesto Borunda, del Sitio 20 Colorado, optó por irse a descansar, aquello lo había frustrado y ante el poco movimiento de esa noche lo mejor era de irse a casa.

Santuario de Guadalupe

Santuario de Guadalupe

Mucho temprano llegó al domicilio indicado en aquel papel, preguntando por ella a la mucama que atendió a su llamado, la que se mostró muy sorprendida y más cuando le mostró el dorzal con la medalla religiosa, por lo que llamó a su patrón el ingeniero Alfredo Creel, quien volvió a escuchar la historia ya conocida y enseguida le dijo:” Mire, mi madre murió de la terrible enfermedad osteoporosis hace medio año, ella quedo sepultada en el panteón de Dolores, que por cierto antes de morir manifestó su  deseo de visitar siete templos, en Jueves Santo, seguramente volvió para cumplir su manda. El dorzal se compró hace cuarenta años en un viaje por Europa para ella y se lo colocamos en su ataúd al sepultarla”.

Fuentes:

Biblioteca Particular de Sergio Evangelista. Leyendas Bárbaras de Chihuahua. Miguel Ángel Parra Orozco, 1995. Chihuahua, Chih.

Fotografías:

Templo de Santa Rita. Chihuahua, Tradición con futuro/Núm. 003386/Sala de Consulta.

Investigación y texto: Carlos Gallegos Pérez, 2009.

Templo Jesuita (Corazón de Jesús). Chihuahua. Horizontes de su Historia y su Cultura.Tomo I.  Jesús Vargas Valdéz, 2013. Núm.003883. Sala de Consulta.

Los Colores del Recuerdo. Chihuahua, ríos de luz y tinta/Instituto Municipal de Cultura, 2012. Num. Adquisición 003887.

Compartiendo un tesoro del acervo de Sala Chihuahua…

Un tesoro escondido,

El libro “Chihuahua 1778”

                                                                                          Por: Sergio Evangelista Márquez.

¿Qué es un tesoro? Definir que puede ser un tesoro no es tan simple como parece, pero podemos asegurar que al preguntarle a las personas responderían: “algo valioso”, “algo raro”, “algo único”, pues bien este puede ser el casos de varios libros del Archivo Históricos y Colecciones Especiales, de la Secretaría de Cultura, porque siendo poco conocidos esperan ser redescubiertos, despertar de su sueño y cobrar nueva vida al narrarnos cosas sorprendentes de una época lejana  o ajena  nosotros.

7661760-libri-in-torace-in-legno-isolato-over-white-archivio-fotografico

He aquí un ejemplo de ello:

Existe un pequeño  libro de formato cuadrado y de grisáceo color, no es muy grueso, puede pasar desapercibido fácilmente entre los volúmenes de mayor tamaño y colorido de la biblioteca. Al hojearlo podemos ver que la letra es más grande de lo normal y el texto está escrito en la forma antigua del español (castellano) a pesar de esto se vuelve más singular en su lectura, además no tiene dibujos o grabados. Un libro tan sencillo como su título “Chihuahua, relaciones del siglo XVII”, este libro fue escrito por el cura Andrés Buenaventura de Elexalde de Arizmendi, en el pueblo de Santa Eulalia de Chiguagua el 6 de febrero de 1778, nos describe lo que él vivió o le contaron de  estas tierras y en esa época, por mencionar algunos; la geografía, su situación, de las “especies de aguas”, los árboles de tierras y frías o de la “zierra”, animales, aves, sabandijas, etc.

En sus páginas menciona el origen del nombre del rio Conchos y narra: se llama de Conchos por motivo de que tan solo se hallan  a ratos en sus riveras conchas nacar y algunas de ellas  con perlas y de tan fino Oriente muchas, y del tamaño que no las he visto mejores ni más hermosas entre las que traen de california…

También menciona cosas raras como la siguiente: un volcán de aire he oído decir que se halla en la Sierra Madre. Por la parte de Naborigame de tal condición que los que se acercan les quita el “ayre” el sombrero de la Cabeza…

Otro caso más es las dos “Chiguaguas”: En este Real  y Minas de Chiguaugua está fundado en la estrechura de una Cañada de cuyos “Serros”, que la ciñe son los remates de la serranía antes dicha en donde se hallan las minas y sus “riquessas”, aún por descubrir y se puede considerar en cien varas la altura más que la “Villa de San Phelipe y Real”(también) de Chiguagua “Cabeza” del corregimiento y las principales minas en más altura que este Real como doscientas varas.

No pueden faltar las notas de la medicina tradicional: “Contrayerba”, de Tulimes como contra veneno o yerba para “acalorar” el estómago resfriado, para el alivio del “engraso” de los metales para quitar el dolor de estómago.

La raíz del maíz cocida en forma de “pósima” y tibia medicina famosa para “desvaratar” y desaparecer las piedras de la orina.

La Yerba de Celidonia llamada de la Golondrina para medicar contra fiebres. Estos son solo algunos de muchos remedios que se mencionan.

Otro tipo de noticias que por lo peculiar de su información nos causa asombro:

Esto según narra, sucedió en la jurisdicción de la  Villa de Dios llamada San Quintín, hay un árbol, al parecer sabino, cortado con hacha de dos y medias varas de ancho desde mucho tiempo atrás y del centro o “corazón” de este brota agua como si fuera una fuente.

Una última  noticia rara: al partir una piedra de metal se encontró un hueco en su interior lleno de agua y dentro de esta una rana de mediano tamaño de color pálido que murió en breve.

Un caso dramático  y trágico, es el de un metal del que lo usaron para la fabricación de espuelas. El dueño presumía sus espuelas y al poco tiempo empezó a estar mal de las piernas, estas se le secaron y poco tiempo después murió. Otra persona compró las espuelas corriendo la misma suerte, por último escondieron las espuelas para deshacerse de la maldición.

Estas son algunas de las narraciones del Cura Andrés Buenaventura que estuvo por estas tierras hace más de 250 años.

Fuentes:

Secretaria de Cultura. Acervo del Archivo Histórico y Colecciones Especiales. Chihuahua, relaciones del siglo XVIII. Biblioteca del historiadores Mexicanos, Edit. por Vargas Rea, México 1964. Ubicación Topográfica 971.16/A74/

Imagen:

http://it.123rf.com/photo_7661760_libri-in-torace-in-legno-isolato-over-white.html