MATICES DE MUJER EN LA  HISTORIA …

          Transcripción: Carmen Muñoz/Analista Documental

“Un monumento”

(Evocación de una maestra: Guadalupe Solano de Alrich, Fundadora del Ier. Jardín de Niños Chihuahuense).

                             Por: María Consuelo L. Gurrea

Fué en la segunda mitad del siglo XIX, en el año de 1865.

Lugar del la República: Santiago Papasquiaro, Durango. Allí nació una niña a quien sus padres dieron el muy mexicano nombre de Guadalupe.

Andando los años, esta niña tendría  un monumento erigido a su memoriam en nuestra querida tierra chihuahuense.

Porque el mejor monumento que puede perpetuar el nombre de una maestra  es una Escuela.

Y ha empezado a construirse en Naica, Chih,. La Escuela “Guadalupe Solano Alrich”

Honra así nuestro gobierno, presidido por Don Teofilo  Borunda, a quien honor merece.

La idea para el nombre de este plantel escolar, fue de Doña Hortensia  F. de Borunda, primera dama del Estado. Ella colocó la primera dama del Estado.

Hojeando el emotivo libro de una vida, que fue floración de nobles sentimientos, encontramos a que Lupe Solano deseo siempre dedicar su existencia  a la educación  de los niños y conforme con este ideal se dedico al estudio, recibiendo el preciado galardón  de su Título de Maestra, cuando  contaba 19 años de edad (1884).

Inicio sus actividades como maestra, en H. del Parral, Chihuahua. Durante cinco años  consecutivos, su palabra vibró en las almas de los niños que asistían a la Escuela Oficial, donde era como hermana mayor, que descubrió horizontes de las Ciencias y de las Artes.

En 1889, aquella joven maestra  contrajo matrimonio  con Don Enrique Alrichm fundando así el hogar Alrich Solano, cuyos hijos han destacado en diferentes actividades de servicio social.

Al morir su esposo, la Sra. Solano de Alrich, volvió a sus antiguas actividades docentes, fundando una escuela gratuita  para obreros en ciudad Juárez donde, anticipándose a las actuales tendencias desanalfabetizantes, se dedicó, en un verdadero apostolado, a enseñar a leer y escribir, a campesinos  del Valle de Juárez y a los peones que en aquella época llegaban a la frontera a “engancharse” para trabajar en los Estados Unidos.

Dedicada siempre al estudio, empezó a interesarse por las  novedades educativas que hablaban de la necesidad de una Escuela Especiales para niños de 4 a 6 años.

Estudio a Federico Frebel y analizo punto por punto, el “Emilio” de Juan Jacobo Rousseau. Leyó a Ferriere y a los principales autores de libros  pedagógicos.

Asomándose al alma infantil, quiso traer a Chihuahua las primicias de la educación maravillosa “pre escolar”, llamada entonces “párvulos” o “kinfergarten”.

Su generosa idea fructificó siendo la fundadora de 1er.Jardín de Niños del Estado, en 1921, en Cd. Juárez.

A este plantel, que posteriormente dió el nombre de “Emilio Carranza”, en honor del agilucho muerto heroicamente, se dedicó infatigablemente a educar a cientos de niños.

Y nuestra afirmación , es ahora diáfana, sencilla, clara: el mejor monumento que puede perpetuar el nombre de una maestra: es una, Escuela.

FUENTE: CHIHUAHUA .Revista Mensual/Abril de 1957/Colección FRANCISCO R. ALMADA/ICHICULT/SALA CHIHUAHUA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s