Archivo mensual: febrero 2016

Nuestros usuarios…

SIMON PRENDERGAST

En el mes de diciembre y enero tuvimos  la visita de nuestro usuario Simon Prendergast quien vinos desde Ramsden, cerca de Oxford, en Inglaterra.

El ha estudiado el papel moneda del Estado de Chihuahua por más de cuarenta años y ha visitado muchos de los archivos en México y los Estados Unidos. Los resultados de su investigación los  pueden consultar en su sitio de internet:

www. papelmoneyofchihuahua.com

http://www.papelmonedadechihuahua.com

Esta página contiene la historia,  textos de muchos decretos y circulares sobre el asunto, y una galería de billetes. El sitio es en ingles pero se puede traducir al usar el boton para ello.

Simon también es coleccionista del papel moneda de Chihuahua y tiene cerca de tres mil billetes, todos diferentes (tipo, series, fecha o resello).

Los invitamos a que visiten su página ya que es muy interesante. También pueden encontrar a partir de hoy el link permanente que tendremos en nuestro blog el cual estará en el área de herramientas electrónicas.

Muchas gracias a  Simon por compartir con nosotros su experiencia y  gusto por la historia de nuestro Estado.

EL JARDIN ABRAHAM GONZÁLEZ

 Trasncripción por: Carlos Méndez Villa/ICHICULT

1

Con el crecimiento de la ciudad y el transcurso de los años el cementerio anexo a la actual Iglesia catedral resultó insuficiente para sepultar más cadáveres y en el año de 1802 el H. Ayuntamiento acordó que se arreglara y se bardeara un panteón por separado. Para lograr esta finalidad se recaudaron algunos fondos por suscripción popular y se inició la construcción del “Cementerio de San Felipe” a extramuros de la población, con una capacidad inicial para cuarenta sepulturas.

Allí fueron sepultados los restos mortales de los caudillos insurgentes aprehendidos en Acatita de Baján, Coahuila, por el Capitán Ignacio Elizondo y juzgados y fusilados en la Villa de Chihuahua por las autoridades españolas en los meses de mayo de 1811. Fueron éstos los que a continuación se expresan: Ignacio Allende, Juan de Aldama, Mariano Jiménez, Ignacio Camargo, Juan Bautista Carrasco, Francisco Lanzagorta, Luis G. Míreles, Juan Ignacio Ramón, Nicolás Zapata, José santos Villa, Mariano Hidalgo, Pedro León, Manuel Santamaría, Onofre Portunal, Manuel Ignacio Solís, Vicente Valencia, Lic. José María Chico, Trinidad Pérez, Ventura Ramón y José Plácido Morrión. Al año siguiente fue sentenciado, fusilado y sepultado allí mismo el Lic. Ramón Garcés.

No ha sido posible localizar ningún punto de identificación para determinar en dónde se les inhumó, debiendo dejar consignado que los restos de Allende, Aldama y Jiménez fueron exhumados por el Ayuntamiento y enviados a la ciudad de México en agosto de 1823, juntamente con los de Hidalgo, por disposición del Congreso de la Unión. Los restos de los cuatro héroes se encuentran depositados en el subterráneo del Monumento de la Independencia (El Ángel) ubicado en una de las glorietas del Paseo de la Reforma.

En 1820 hubo necesidad de ampliar considerablemente el “Cementerio de San Felipe” y de renovar la prohibición de que se siguieran sepultando cadáveres en el camposanto anexo a la Iglesia Catedral o en el perímetro inmediato a los demás templos. Fue comisionado por el Ayuntamiento para dirigir los trabajos de ampliación el regidor Miguel de la Huerta, poco después le sucedió en este encargo el regidor Mariano Orcasitas, se gastó la suma de $1,410.00 y se otorgó la bendición el 18 de octubre de 1826 por el cura párroco, Dr. Mateo Sánchez Álvarez. Se le llamó popularmente el “Cementerio del Territorio”, a la capilla anexa de “El descanso” y permaneció en servicio durante veinte y tres años. Su superficie total medía cinco mil cuatrocientos treinta y tres varas cuadradas.

En agosto de 1878 el Ayuntamiento de la ciudad, previa autorización del Gobernador del Estado, general Ángel trias (h) adjudicó una parte del terreno que comprendía el antiguo panteón de San Felipe a la Sociedad Mutualista de Obreros de Chihuahua, que tenia de presidente a don Francisco Espinosa y de Secretario a don José Martínez, bajo las condiciones de que debería emplearlo en construir un edificio propio para sus oficinas y para talleres propios para sus artesanos agremiados y de que si lo traspasaba en cualquier tiempo la Sociedad se obligaba a pagar dicho terreno al erario municipal al precio de la tarifa correspondiente a la fecha de la cesión. Esta comprendió mil cuatrocientos treinta varas cuadradas.

Salió del Gobierno local el general Trias (h), le sucedió el general Luis Terrazas y, bajo el pretexto de que la sociedad Mutualista de Obreros” no había cumplido con sus obligaciones pretendió que el Ayuntamiento reivindicara el terreno municipal que le había cedido, a cuya pretensión la Sociedad opuso sus recursos legales. Poco después el Gobierno del Estado mandó abrir la Avenida Independencia en la parte que la cerraba el panteón y el edificio construido por la Sociedad Mutualista y la fracción que quedaba al Municipio por el mismo lado se traspasó a particulares y se construyeron en el mismo terreno el templo protestante de La Trinidad y la Quinta Touché.

Las autoridades municipales de la ciudad se encargaron de terminar la macabra tarea iniciada por la “Sociedad Mutualista de Obreros de Chihuahua” y acabaron de arrasar el panteón de San Felipe, sentando un precedente de incultura y de falta de respeto a los derechos pagados a perpetuidad por los deudos de los muertos sepultados allí. Este precedente sentó escuela y los cementerios locales se siguen arrasando conforme se van llenando.

IMG_20150318_130203_542
Una vez destruido el cementerio de San Felipe, el terreno que quedó sobrante lo dedicó el Ayuntamiento a arrendarlo a las compañías de circo que periódicamente visitaban la ciudad, para que allí instalaran sus carpas. Siendo Jefe Político del Distrito del Distrito Iturbide, don Donaciano Mápula, a fines de 1903 mandó arreglar un segundo jardín en el terreno que había quedado disponible, después de haberse ampliado las calles adyacentes y se le dio el nombre de veinte y cinco de marzo”, en recuerdo de la función de armas libradas en la capital del Estado en 1866, entre fuerzas republicanas que comandaba el general Luis Terrazas y tropas imperialistas jefaturadas por el mayor Juan Ramírez, que dieron por resultado la derrota de éstas y la recuperación de la plaza. La inauguración oficial del nuevo parque tuvo verificativo el día 25 de marzo de 1904.

Coincidió con la inauguración de este jardín la plantación de los primeros sicomoros que se trajeron a la ciudad de Chihuahua para adorno del mismo. Después se llevaron estacas a los demás parques y jardines públicos, en defecto de los antiguos álamos; pero más tarde no le parecieron bien al Presidente Municipal, Ing. Ignacio Salas Porras, y en 1928 mandó talar los que habían sido plantados en las plazas “Constitución” e “Hidalgo”. No pasaron muchos años sin que nueva administración municipal mandara plantar nuevos sicomoros.

Con motivo del traslado de los restos mortales de don Abraham González, Gobernador Constitucional del Estado depuesto y asesinado por las autoridades Huertistas, de Mápula al panteón de la Regla, en marzo de 1914 acordó el Ayuntamiento que presidía el teniente coronel Pedro F. Bracamonte, cambiar el nombre del parque “Veinte y cinco de Marzo”, dándole en su lugar el de “Abraham González”. Con este motivo don Roque Chávez lanzó la iniciativa a través del diario de información “VIDA NUEVA”, para que se levantara un monumento por subscripción popular. Se recibieron numerosos donativos con dicho motivo, habiendo sido el primero de don José Marín, por la cantidad de cien pesos. El día 7 de marzo de 1915 el Gobernador Militar del Estado, general Fidel Ávila, colocó la primera piedra del monumento dedicado a la memoria de don Abraham González, en el punto en donde se cruzan la calle Cuarta y el andador del Paseo Bolívar y encomendó la dirección de la obra al ingeniero Alberto Camargo.

Terminó el régimen villista a fines del mismo año sin que se hubiera llevado a efecto dicho proyecto y tres años más tarde lo tomó a su cargo el “Partido Liberal Chihuahuense”, se inauguró el 7 de marzo de 1919 habiendo presidido la ceremonia el Ing. Melquiades Angulo, Secretario General de Gobierno encargado del Poder Ejecutivo y seis años después se trasladó al centro del jardín “Abraham González”, en donde se encuentra hasta la fecha.

[000577]

Fuente: Guía Histórica de la Ciudad de Chihuahua, Francisco R. Almada.

El surgimiento del Parque Lerdo,  una breve historia…

Por: Sergio Evangelista/Colaborador

IMG_20160129_113212

A principios de 1805, el ayuntamiento de Chihuahua, ante la necesidad de nuevas áreas de recreo, acordó la creación de una alameda, esta se encontraría cerca del templo de Santa Rita. Este amplio terreno, en el límite sur de la población, era de forma triangular, sería circundado por amplias avenidas. Una de la cuales la avenida Oriente (actual avenida Ocampo) se prolongaría, dando acceso a un nuevo camino, que se desviaría para entroncar con el del rancho de Animas (Avalos) y las poblaciones del sur.
El Síndico del Ayuntamiento, José Antonio Pérez Ruiz fue el encargado de dirigir los trabajos de desmonte del terreno y su preparación para la alameda y del nuevo camino al sur. Fueron sembrados los primeros árboles en los meses de febrero y marzo de ese año, y durante varios años se siguió la práctica de sembrar nuevos árboles durante esos meses.

A Esta arboleda se le llamó “Alameda Nueva”, para distinguirla de la “Alameda Antigua”, que era la ya existente del Templo de Guadalupe.
Para el año de 1814 el cabildo acordó que se diera mayor impulso a las dos alamedas, y la creación de una tercera. Ante este importante acuerdo se atorga el nombre de “alamero” a Basilio Mendoza, para el cuidado, mejora y mantenimiento de las alamedas con un sueldo de anual de $120.00

En la Alameda nueva se construye la primera fuente de agua potable, la cual es surtida por el acueducto. Para 1923 se le cambia de nombre Alameda de Santa Rita, y el alamero es el señor Matías Alarcón.

Cobra nueva importancia esta Alameda de Santa Rita al ser aprobado por el Ayuntamiento, en 1826, los programas de fiestas por el aniversario del “Grito de Independencia”. Esta fiesta iniciaba con un desfile partiendo de los portales del propio Ayuntamiento, sigue por la actual calle Victoria doblando al sur por la calle Oriente (Avenida Ocampo), terminando en la Alameda.
Ante el éxito obtenido, en 1830 se reglamentan estas fiestas anuales por parte de la legislatura local. Esta incluye la reunión y desfile de las autoridades y civiles, desarrollándose una ceremonia patriótica, luego un programa literario-musical y terminar con una serenata, esta actividad duro mas de medio siglo.

Por la importancia como centro de esparcimiento de la Alameda se realizan mejoras en 1838 se mandan instalar los primeros asientos de mampostería, posteriormente, en 1856 se les manda renovar y construir nuevos asientos, también una luneta en la parte media interior para que los músicos tocaran en fiestas y serenatas. El gobierno que presidio el licenciado Jesús María Palacios gastó en estas obras $447.00 por cuenta del erario local.

Con las mejoras da la Alameda de Santa Rita poco a poco se fueron edificando nuevas casas y negocios a su alrededor, constituyendo después el origen del Barrio de Santa Rita. Algunas construcciones destacadas fueron: el juego de pelota vasca o rebote, de don Pedro Armendáriz; los baños para caballos de “El Jordán”, de don Jerónimo Maceyra y “La Despedida”, de José Félix Maceyra con su capilla de la Inmaculada Concepción. También el general Luis Terrazas tendría una fábrica de jabón instalada en esta zona.

El proyecto de hacer un moderno parque público cristaliza hasta el año de 1868, en que el ayuntamiento encarga un estudio al ingeniero Pedro Irigoyen quien se encarga de las obras y el 16 de septiembre se inaugura, cambiando el nombre a “Paseo del Porvenir”.

Durante la jefatura del licenciado Eduardo Bárcenas, se adicionaron nuevas mejoras, se empezaron a construir los arcos de cantera de las esquinas por el maestro Enrique Esperón y ejecutándolas Lois Lecclery, siendo la inauguración el 16 de septiembre de 1889 y tuvo un costo de $1400.00
En los años posteriores se organizan los festejos anuales en el “Paseo del Porvenir” y las calles adyacentes, pero en 1888 cuando se quitan los límites a los juegos prohibidos (sobre todo en las apuestas) cobra mayor importancia la especulación por parte de los organizadores. Estos fueron los años de auge de las fiestas que atraía mucha gente a la redonda.

La presidencia Municipal en 1899, adelantó al señor Manuel Lazo, $300.00 a cuenta de 795.00 por su trabajo en la construcción de la barda en que deben colocarse las columnas y el cambio de puerta que queda frente a la Despedida.

Ya para el año de 1894 se instala en la Alameda el kiosco en la parte de la glorieta central. En el año de 1895, durante la administración del gobernador Lauro Carrillo, se le cambia el nombre a Parque Lerdo de Tejada, en honor del destacado miembro del gabinete durante la presidencia de Juárez.

Con los cambios que imprime la modernidad en la ciudad de Chihuahua, en 1897, se empiezan a instalar nuevas bancas metálicas, cuyos respaldos están decorados con medallones que representan las fases de las cosechas, estas sustituyen a los anteriores asientos de mampostería.

El Parque Lerdo, es objeto de nuevos arreglos durante la administración como Jefe Político del Distrito de Iturbide (actual Distrito Morelos), de don José Asunsolo, encargándose de la dirección el Jefe de la Segunda Zona Militar, el general José María de la Vega, quien introduce el alumbrado eléctrico, la colocación de columnas en las puertas intermedias (del lado del Paseo Bolívar ) y se puso el primer andador de cemento, todo con un costo de $1782.00, así mismo en esta misma administración se encargan de reconstruir el kiosco y los servicios sanitarios en el año de 1903.

El Parque Lerdo de Tejada fue descrito por un periodista en 1903, que con gran observación escribió:
“Es uno de los mas hermosos sitios de recreo que cuenta la ciudad de Chihuahua, lleno de exquisita y aromosas flores, así como el Paseo Bolívar, que puede conceptuarse desde la plaza Hidalgo hasta confundirse con el Parque Lerdo de Tejada, abarca una gran extensión agradablemente ensombrecida por sus numerosos, verdes y corpulentos árboles, entre los que, al igual que en la hermosa Avenida Juárez, asoman fincas de elegante construcción, que traen a la memoria el recuerdo del soberbio Paseo de México, D.F.

Este recuerdo se aviva los domingos y demás días de fiesta, en que el extenso y amplio Paseo Bolívar es cruzado toda la tarde por numerosos carruajes que conducen a las hermosas damas y a los caballeros de esta culta sociedad, y al igual que en el Paseo de la Reforma, en las banquetas y callecillas del Paseo y del Parque, discurren numerosas familias, que al aspirar el ambiente fresco de estos agradables sitios, los hermosean con su presencia”.

En junio 21 de 1907 el ayuntamiento aprobó el gasto de $4266.00, se pavimenta el andador del lado de la Bolívar y se quita la barda que lo circundada, con un costo de $2517.00.

En 1921 se insiste en que para que la Biblioteca se destine un amplio local en el parque existiendo un local que ocupa una nevería.
Posteriores administraciones fueron pavimentando las banquetas y corredores interiores.

Es en octubre de 1929 cuando se construye un jardín de niños en el interior del parque denominándolo Jardín de Niños Lerdo de Tejada o Escuela 523.
La construcción del edificio de la Biblioteca Pública fue durante la administración de Manuel Gómez Chávez el 5 de mayo de 1943, en el lugar justo donde se había levantado un teatro al aire libre por la Junta Patriótica, siendo demolido este para aprovechar este terreno. El edificio de la biblioteca tuvo un costo de $66,000.00 y lleva el nombre de Miguel de Cervantes Saavedra.

1

Bibliografía:
Guía histórica de la Ciudad de Chihuaha, por Francisco R. Almada
Diccionario de Historía, geografía y biográfico chihuahuense, por Francisco R. Almada.
Revista “Biografias”, Febrero 2002, El Parque Lerdo, por Dr. Luis Raúl Manini Chávez
Álbum directorio de la ciudad de Chihuahua, 1904