Puerto Palomas de Villa

Por: Ramón Ramírez Tafoya 

Cronista de Ascensión, Chihuahua/Colaborador

Puerto Palomas cambió  su fisonomía por completo. Casi la totalidad del pueblo cuenta con drenaje. Es ampliada la red de agua potable y el sistema de  alumbrado es moderno. El cementado de algunas de sus principales avenidas y mejoramiento de la calle principal son el marco ideal para dar lucimiento al nuevo edificio que alberga los poderes de la Sección Municipal, resaltando en el frente  la figura centellante del Centauro del Norte, que en amplia  plazoleta invita a propios y extraños a  conocer la historia de este pueblo, que día a día se está transformando para

quedar a la altura  que debe tener, si no la única, si la mas importante puerta de entrada al vecino estado de Nuevo México en los Estados Unidos.

         Ahora se brinda  la oportunidad de ver otro Palomas, distinto al que vieron los que hace más ochenta años llegaron a “La Puerta”, con fe y esperanza por una vida mejor a la que tenían en la vieja hacienda de Palomas.

         Muy lejos queda el recuerdo, si acaso hay alguien que lo recuerde o lo  sepa, pero esta frontera hace 85 años vivió en cautiverio bajo la complicidad de funcionarios del gobierno municipal y estatal. Un cerco de cuatro hilos señalaba el fundo donde por más de diez años vieron con indiferencia la extrema vigilancia y humillante situación. La mayor parte de los pobladores que trabajaban para la compañía ganadera más grande del país y que con el salario mejor pagado en aquellas épocas en toda la región y la bonanza que trajo consigo  la ley seca del vecino país,  a los pobladores de no les importó que poco mas de diez años atrás, antes que Zapata en el sur, y a menos de seis kilómetros deLa Puerta, un grupo de valientes liberales gritaron ¡Tierra y Libertad!

 SU HISTORIA

         Su historia empieza en el otro Palomas, el que llamaremos Palomas Viejo, del cual hoy no quedan ni rastros, ni una huella de su pasado. Construcciones antiestéticas y chatarra decomisada porla Aduanaseñalan el lugar donde estuvo la vieja Hacienda de Palomas.

         Fue asiento de las tribus sedentarias y nómadas; lugar de tregua en tiempos de guerra con los apaches cuando las tribus convergían a celebrar convenios. Fue remanso preferido por el indio Victorio cuando en sus correrías al estado de Chihuahua,  regresaba a Arizona, o viceversa. Era el lugar ideal para su descanso bajo los árboles que bordeaban el hermoso manantial.

En abril de 1877 cuando huye con su gente de las reservas de Arizona, se refugia en las riveras dela Lagunade Guzmán Santa María, pero en Palomas tiene un puesto de vigilancia.

         Ya en tiempo de la colonia, aunque no se puede establecer fecha, pues esta anécdota proviene de la historia oral, algunas  familias se asentarían temporalmente a criar ganado, pero poco sería el tiempo, debido al constante azote de los bárbaros del norte.

Fue paso obligado de caravanas de filibusteros que por el Vado de Piedra o Fusiles hacían su arribo, provenientes del pacífico para internarse hastala Lusiana, evadiendo las aduanas del Paso del Norte.

Misioneros que de Janos a Santa Fe o Paso del Norte viajaban por ruta de Palomas, fue un oasis para descansar, como lo sería para los mineros que desde 1802 viaja de Janos a Santa Rita en el territorio del Nuevo México cuando se descubrieron las ricas minas d cobre, aunque después por seguridad fue cambiado el camino por el poniente rumbo al parte aguas donde aún se llama camino de San Vicente.

              Su primer asentamiento  formal sería, cuando en 1854 se acamparon los deslindadores que hacían el trazo fronterizo de acuerdo al Tratado de Guadalupe y que por mucho tiempo se creyó que por ese lugar pasaría la cerca que marcaba los nuevos límites divisorios y esto daría lugar a que se asentaran las primeras familias, quizá ganaderos.

Hay versiones que con fundamento nos dicen que siempre se pensó en fundar en ese lugar el pueblo, por estar en zona alta, pues donde está actualmente eran ciénegas pantanosas.

Al autorizarse las compañías deslindadoras en 1883, el Valle de Palomas fue parte de tratados para colonizarse. La abundancia del agua en sus múltiples manantiales llamaron la atención del rico empresario Luis Huller, quien compró el basto terreno ala  Compañía Deslindadora de Ignacio Gómez del Campo y Luis García Turuel.

 A la muerte de Huller, los terrenos pasan a manos de  otra de las deslindadoras,la Northwestern Colonization  and Improvement Company of Chihuahua y a la quiebra de ésta las adquirió la wood Agenbart Cattle Co. Y ya en nuestro estado cambia a Palomas Land and Cattle Company quien las explotó hasta que fue expropiada  el día 18 de julio de 1951.

          Hubo otros proyectos de colonización por parte del extranjero Huller, quién jamás hizo movimiento alguno tendiente a colonizar, lo mismo que el militar Juan Hernández, quien también aparece con proyectos similares. Resultado de las concesiones o ventas de tales compañías, podemos citar las Haciendas de Boca Grande y Álamos Altos. La primera, propiedad de don Sabino Urrutia y Álamos Altos del norteamericano L. E. Booker.

         Lejos del área de Palomas, prosperaron las colonias mormonas que surgieron bajo el esquema de deslindes, además de modificaciones que se le hicieron a los convenios, sobre todo beneficiando al Distrito de Galeana, que dio paso a la colonización por parte de los exiliados seguidores de Smith, que con resultados positivos formaron prosperas colonias y sobrevivieron hasta el nacimiento de la Ley del 6 de Enero de 1915, salvándose las  que cumplieron con normas dictadas en la Ley mencionada.

         Otro gran proyecto  fue la planeación del Ferrocarril entre Palomas y Colonia Díaz, que se prolongaría hasta el Pacífico, ideado por Enrique A. Mixia y Alfonso Lancaster Jones, quienes obtuvieron la autorización de construcción y concesión en1893. Ala altura de Boca Grande aún hay restos de esta  obra que fue suspendida al inicio dela Revolución.    

El telégrafo si dio servicio por algunos años entre Palomas y El Espía. Este servicio se prolongó hasta Janos pasando por Colonia Díaz. Aunque se proyectaba la red hacia Guzmán para unir a Ciudad Juárez, este se truncó, como tantos otros cuando sobrevinieron los movimientos armados.

El servicio telegráfico se reanudó a principios de los años veintes  y está como telegrafista el señor  José Flores Álvarez, a quien trasladan ala Ascensiónen 1921. En abril de 1922 aun está el servicio  en ese lugar, pero se desconoce hasta cuando existió. Los restos de la línea conductora de la clave Morse fue desmantelada en junio de 1952, por el Celador de Telégrafos, Sr. Manuel Ramírez Lucero y sus ayudantes Hermenegildo Sandoval y Ramón Trejo, acatando órdenes dela Superintendenciadela Direcciónde Telégrafos Nacionales,  aunque para esas fechas ya no prestaba servicios.   

 Probablemente ya no se cambió aLa Puertapor preferir usar el servicio norteamericano, pues cómodamente usaban al Cónsul quien les llevaba los mensajes a la nueva población, como lo hiciera anteriormente ala Hacienda.

         Para 1892, cuandola Compañía GanaderaLa Palomas Landand Catle Co., estableció su oficina para administrar las776,938 hectáreasde terreno, que conformaban el basto latifundio, lo hicieron en torno a una vieja hacienda de la cual sólo había ruinas, como las hubo en otros manantiales que estuvieron cerca del actual Palomas. Las primeras casas que surgieron fueron construidas de madera, inclusive la propia hacienda fue construida con ese material.

          Palomas fue blanco importante para los movimientos armados que se engendraron en el país desde 1892 cuando los tomochitecos la asaltan para proveerse de armas, cuyo paso por Ascensión dieron fe algunas personas que conocían a los rebeldes. El 8 de noviembre de 1893 aparecerían de nuevo y 3 años después, el  6 de diciembre de 1896 se refugian en la Aduana y se proveen de alimentos y armas.

También los norteamericanos incursionan ilegalmente desde 1880, pues con el pretexto de seguir a un bandolero, un pequeño ejército armado allana las tierras agrestes de Palomas y llega hastaLa Ascensión. Despuésseguirían cometiendo ese tipo de ilícitos en varias ocasiones, siendo el más humillante el de agosto de 1927, cuando con prepotencia regresan los norteamericanos a establecerse de nuevo en las haciendas ganaderas, destruyendo con maquinaria pesada Fusiles y Palomas y con la complacencia del gobierno del estado.

 Continuará…

 

           

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s